sábado, 15 de octubre de 2011

15O

El mundo esta hirviendo.
Me despierto con una melodía de Tchaikovski, entro en mi sueño hasta despertarme. El sol de París persiste. EL aire es frío. Esta cargado por una cosa latente. El mundo cambia, cambiamos, estamos acostumbradxs a la violencia porque es la raíz de este sistema.  Sabemos que sera difícil.

Es tiempo hacer las paces con lxs desilusionadxs y mirar hacía delante. Lo que importa son las alianzas, no las divisiones. Los corazones económicos neocapitalistas y sus mitologías estan tocados, de hecho alli estan las mobilizaciones las más fuertes.
 El despertar de conciencias reventa paredes. La "historia" no es nada más que unas guerras de símbolos y manipulaciones de ellos.
 Todo imperio esta destinado a derrumbarse. Y empieza por las creencias, quien no cree más en sus mitologías inventa otras. Y esta desilución debe crecer en todo Occidente (lxs demas se las creen menos pues las oprimen). Es la condición suprema. Tiene que reventar desde los corazones de nuestras sociedades "primermundistas" porque desde la colonisación de América, han crecido con las neomitologías que han dado  luz a este sistema.

Y lo tenemos que hacer nosotrxs. A donde sea.

La evidencia crece y nadie puede dar marcha atrás.

No hay comentarios:

Publicar un comentario