jueves, 31 de enero de 2013

South African doctor invents female condoms with 'teeth' to fight rape

Hoy me doy cuenta de que existe un condón anti violación, me doy cuenta tambien que no esta comercializado a pesar de que una valiente médica sur africana haya hecho lo máximo para que este proyecto salga a la luz. 
Las críticas a este proyecto son interesantes de analizar pues por un lado esta arma de auto defensa esta comparada con instrumentos de tortura medieval (entendemos aqui que el sufrimiento causado al varón por el condón es mayor al de una violación, la cual no esta condenada como acto de tortura de todos los tiempos), por otro lado, parece que el condón mantuviera a las mujeres en el papel de presa potencial lo cual impidiera su emancipación.
 Lo que pasa, es que todavía este riesgo sigue siendo una realidad para todas las mujeres (y muchas maricas y niñxs)  y esto por todo el planeta. Las mujeres somos coños ambulentes para mucha gente. Como te vas a emancipar si cada vez aue sales en las calles de tu barrio, sabes que corres este tipo de riesgo? Lo peor sería que las cosas siguan como estan, en surafrica, en francia, en españa, en mexico o a donde sea: todas hemos sufrido tales acosos o conocemos a una que los sufrio. Lo que es inadmisible es que nos quedemos sin defensas frente a tales violencias.
Ojala se vuelvan dientes de hierro nuestros coños cuando lo decidimos y les partemos la polla a los violadores potenciales cuando dejan de serlo! Ojala distribuyemos este condón en las escuelas, en las comunidades indigenas de Chiapas, en suburbios de Paris y en las discotecas madrileñas, a las amas de casa y a las putas del raval! A todas pues, a todas!

 
From CNN (2010)



South African Dr. Sonnet Ehlers was on call one night four decades ago when a devastated rape victim walked in. Her eyes were lifeless; she was like a breathing corpse.
"She looked at me and said, 'If only I had teeth down there,'" recalled Ehlers, who was a 20-year-old medical researcher at the time. "I promised her I'd do something to help people like her one day."

Forty years later, Rape-aXe was born.



Ehlers is distributing the female condoms in the various South African cities where the World Cup soccer games are taking place.
The woman inserts the latex condom like a tampon. Jagged rows of teeth-like hooks line its inside and attach on a man's penis during penetration, Ehlers said.
Once it lodges, only a doctor can remove it -- a procedure Ehlers hopes will be done with authorities on standby to make an arrest.

"It hurts, he cannot pee and walk when it's on," she said. "If he tries to remove it, it will clasp even tighter... however, it doesn't break the skin, and there's no danger of fluid exposure."
Ehlers said she sold her house and car to launch the project, and she planned to distribute 30,000 free devices under supervision during the World Cup period.


 
"I consulted engineers, gynecologists and psychologists to help in the design and make sure it was safe," she said.
After the trial period, they'll be available for about $2 a piece. She hopes the women will report back to her.

"The ideal situation would be for a woman to wear this when she's going out on some kind of blind date ... or to an area she's not comfortable with," she said.
The mother of two daughters said she visited prisons and talked to convicted rapists to find out whether such a device would have made them rethink their actions.
Some said it would have, Ehlers said.

Critics say the female condom is not a long-term solution and makes women vulnerable to more violence from men trapped by the device.

It's also a form of "enslavement," said Victoria Kajja, a fellow for the Centers for Disease Control and Prevention in the east African country of Uganda. "The fears surrounding the victim, the act of wearing the condom in anticipation of being assaulted all represent enslavement that no woman should be subjected to."

Kajja said the device constantly reminds women of their vulnerability.
"It not only presents the victim with a false sense of security, but psychological trauma," she added. "It also does not help with the psychological problems that manifest after assaults."

However, its one advantage is it allows justice to be served, she said.
Various rights organizations that work in South Africa declined to comment, including Human Rights Watch and Care International.

South Africa has one of the highest rape rates in the world, Human Rights Watch says on its website. A 2009 report by the nation's Medical Research Council found that 28 percent of men surveyed had raped a woman or girl, with one in 20 saying they had raped in the past year, according to Human Rights Watch.

In most African countries, rape convictions are not common. Affected women don't get immediate access to medical care, and DNA tests to provide evidence are unaffordable.

"Women and girls who experience these violations are denied justice, factors that contribute to the normalization of rape and violence in South African society," Human Rights Watch says.

Women take drastic measures to prevent rape in South Africa, Ehlers said, with some wearing extra tight biker shorts and others inserting razor blades wrapped in sponges in their private parts.

Critics have accused her of developing a medieval device to fight rape.
"Yes, my device may be a medieval, but it's for a medieval deed that has been around for decades," she said. "I believe something's got to be done ... and this will make some men rethink before they assault a woman."

Georges, je t'aime

 ((J'aurais aimé écrire cette chanson.))




miércoles, 30 de enero de 2013

Magnifique discours de Christiane Taubira, ministre de la Justice française, sur l'histoire du mariage civil en France


Christiane Taubira : le mariage pour tous sera... por PartiSocialiste

Christiane Taubira défend l'ouverture du mariage civil pour les couples de même sexe en retraçant son histoire en France. Elle retrace l'histoire de la laïcité, du droit des femmes dans le pays des Droits de l'Homme; mais aussi l'histoire des exclu.es de cette institution: les juifs, les protestants, les artistes...

  Même si l'institution du mariage ne me convient pas en tant que garante des libertés de chacun.e, même si je ne me reconnaîs pas dans la définition du couple qu'elle propose, même si la citoyenneté telle qu'elle est pratiquée dans nos "démocraties" ne me fait pas grimper au rideau; ce discours est historique et par certains aspects, jouissif.    
En effet, ce qui se débat au Parlement français, ce sont les droits d'une minorité -au sens de Deleuze1, c'est à dire en terme de domination et non en terme quantitatif- et c'est bien cette histoire qui est en train de s'écrire en France à travers l'ouverture du mariage civil aux couples de même sexe.


1Cf l'ouvrage des philosophes Gilles Deleuze et Félix Guattari, Mille plateaux, éditions de Minuit, 1980. Ils y développent une théorie de la « politique minoritaire ». Il s'agit d'un terme en devenir, soit un processus qui se reproduit en résistance à la « majorité (…) qui implique une constante où l'étalon soit homme-blanc-mâle-adulte-habitant des villes-parlant une langue standart-européen-hétérosexuelle. (…) Il est évident que « l'homme » a la majorité, même s'il est moins nombreux que les moustiques, les enfants, les femmes, les Noirs, les paysans, les homosexuels, etc. »

lunes, 28 de enero de 2013

Del "arriba" y del "abajo"


     Ellos y nosotros. La sexta. Extracto   Leer texto completo AQUI

"Los zapatistas, las zapatistas sabemos que esta gran línea que hemos trazado sobre la geografía del mundo no es nada clásica.  Que esto del “arriba” y el “abajo” molesta, incomoda e irrita.  Sí, no es lo único que irrita, lo sabemos, pero ahora nos estamos refiriendo a esta incomodidad.
  Podemos estar equivocados.  Seguramente lo estamos. Ya aparecerán los policías y comisarios del pensamiento para juzgarnos, condenarnos y ejecutarnos… ojalá sólo sea en sus flamígeros escritos y no escondan su vocación de verdugos detrás de la de jueces.

  Pero así es como los zapatistas, las zapatistas vemos el mundo y sus modos:
  Hay machismo, patriarcado, misoginia, o como se diga, pero una cosa es ser mujer de arriba y otra completamente diferente serlo de abajo.
  Hay homofobia sí, pero una cosa es ser homosexual de arriba y una muy otra es serlo de abajo.
  Hay desprecio al diferente sí, pero una cosa es ser diferente arriba y otra serlo abajo.
  Hay izquierda como alternativa a la derecha, pero una cosa es ser de izquierda arriba y algo completamente distinto (y opuesto, agregamos nosotros) serlo abajo.
  Pongan ustedes su identidad en este parámetro que señalamos y verán esto que les decimos.
  La identidad más tramposa, de moda cada que el Estado moderno entra en crisis, es la de “ciudadanía”.
  No tienen nada en común y sí todo de opuesto y contradictorio el “ciudadano” de arriba y el “ciudadano” de abajo.
  Las diferencias son perseguidas, arrinconadas, ignoradas, despreciadas, reprimidas, despojadas y explotadas, sí.

  Pero nosotros, nosotras vemos una diferencia más grande que atraviesa esas diferencias: el arriba y el abajo, los que tienen y los que no tienen.
  Y vemos que esa gran diferencia tiene algo sustancial: el arriba está arriba sobre lo de abajo; el que tiene posee porque despoja a los que no tienen.
  Siempre según nosotros, esto del arriba y el abajo determina nuestras miradas, nuestras palabras, nuestros oídos, nuestro pasos, nuestro dolores y nuestras luchas."

Subcomandante Insurgente Marcos,
 27 de enero del 2013

Corazón del tiempo

Esta película fue realizada por Ana Solares en la comunidad zapatista de San Pedro, Chiapas, en el 2009. A través de una ficción amorosa entre un insurgente del EZLN y una campesina de una comunidad autónoma, se plantean cuestiones de género, de convivencia y apoyo entre dichas comunidades y el Ejército Zapatista de Liberación Nacional frente a la presencia del ejército mexicano.
 Es imprescindible leer el libro que realizó Gloria Muñoz Ramirez intitulado EZLN: 20 y 10, el fuego y la palabra para contextualizarse (2003).



domingo, 27 de enero de 2013

Anáhuac

Preparar el viaje que se acerca, el vertigo que me causa, las melodias que estan por venir, las que me llevo. Indescriptible lo que siento ahora.


jueves, 24 de enero de 2013

L'air du temps


Me acuerdo haber escuchado esta mùsica bajando las cuestas del Sacromonte de camino hacia la faculdad de literatura de Granada, cuando este idioma me parecia pertenecer a otro planeta. Ahora la tengo en mis manos gracias a la "Artista", mi nueva guitarra, la joya de Madrid.



miércoles, 23 de enero de 2013

Campceptualización del Sur: Ocaña y la historiografia española

En este video, Preciado propone una historiografia de la españa nacional católica del fin de la dictadura a través de la figura y del trabajo de la Artista Ocaña (1947-1983) mejor conocida como "el travesti de las Ramblas". Nos propone otra vez recuperar nuestra memoria histórica (la de lxs rarxs, vagos, maleantes y desviadxs) a través de la reconstrucción de "una Ocaña mítica". Su lectura del lenguage de la dictadura franquista en cuanto a "los sujetos políticos del siglo XXI" creados por la fanlagista Pilar Primo de Ribera en la "Ley de peligrosidad y rehabilitación" es indispensable a la comprensión del crecimiento del fascismo en el actual continente Europeo.


En complemento a esta reflexión, les invito a visitar la exposición "Mujeres bajo sospecha. Memoria y sexualidad (1930-1980)" del Ateneo de Madrid que presenta el trabajo de la dicha Pilar y la represión que sufrieron "mujeres liberadas" repúblicanas, rojas y bolleras en los campos de rehabilitación de la dictadura. Esta exposición nos enseña algunas figuras femininas rebeldes de los años 30, una cierta liberación sexual pre-dictatorial interesante de analizar a las luces de la España actual.


Artículo relacionado: http://www.publico.es/448819/rojas-enfermas-y-pecadoras
Pagina del Ateneo: http://www.ateneodemadrid.com/index.php/esl/Agenda/Exposiciones/Exposicion-Mujeres-bajo-sospecha.-Memoria-y-sexualidad-1930-1980
La Comuna Presxs del Franquismo http://www.lacomunapresxsdelfranquismo.org/2012/02/08/la-ley-de-peligrosidad-social-y-la-represion-franquista/

lunes, 21 de enero de 2013

Virginie Despentes contesta a Lionel Jospin y a los anti-matrimonio para todos


Este articulo fue publicado el 12 de noviembre del 2012, aqui está la versión original.



Invitado a la emisión televisada del Grand journal de Canal+, el ex primer ministro socialista Lionel Jospin reiteró sus reservas en cuanto a la apertura del matrimonio a las parejas homosexuales. «Es la posición de mi partido por lo tanto la respeto, empezó el ex Primer ministro. No es la mia. Lo que pienso es que la idea fundamental que se debe sostener -en cuanto al matrimonio, a las parejas y a la vida en general- es que la humanidad está estructurada entre hombres y mujeres.». La escritora Virginie Despentes decidió contestarle en la revista francesa gay Têtu.

«Entonces, esta semana le toca a Lionel Jospin. Le parece que no escuchamos suficientes tonterías en cuanto al matrimonio gay, así que se marca un solo. Tranquilos, ¡eh! que es sin homofobia. No dijo que existía el derecho a dispararles a las maricas o de hacerles la vida imposible a las nenas bolleras en el instituto. No, sólo nos quería señalar: cuidado, que con el matrimonio nos estamos pasando de la raya «La humanidad está estructurada sobre las relaciones entre hombres y mujeres.». Así que, sin ninguna homofobia: las bolleras y maricas no pertenecen verdaderamente a la humanidad. Sin embargo, no son estériles —pero como no viven en pareja, no son humanos de pura cepa— humanos como lo es monsieur Jospin. No está siendo muy delicado con los solteros y la gente que no tiene hijos, pero Jospin es así: tiene una alta idea de lo que es la humanidad; y la humanidad, son mujeres y hombres que viven juntos, copulan y producen niños para la patria. Es una pena para las mujeres, pues, in fine, esta humanidad es la historia de toda la mierda que se tragaron durante milenios, pero así es la humanidad y no la vamos a cambiar. Hay que admitirlo: está por un lado la Humanidad con mayúscula que puede pretender acceder a las instituciones, y por el otro lado, una casta menos noble, menos humana. La que debería ser feliz de no ser perseguida, así que, que no venga a reclamar derechos al estado. Pero claro, lo dice sin ánimo de ofender, sin homofobia, es sólo que: algunos de nosotros somos una parte menor de la humanidad en comparación con otros. Proust, Genet, Leduc, Wittig, para citar algunos al azar: son menos humanos que heteros. Entonces, según Lionel Jospin, tengo que entenderlo sin tomármelo mal: desde que dejé de chupar pollas, cuento menos. No tendría que pedir los mismos derechos. Casi es una cuestión de sentido común.

¡Pero lo dice sin homofobia! eso es lo bueno. Al igual que todos los heteros que tienen algo en contra del matrimonio gay. Es más bien el sentido común y no la homofobia lo que los empuja a expresarse. Dentro de este debate, nadie es homófobo. Sólo están en contra de la igualdad de derechos. Y por la boca de Jospin se entiende bien: no sólo se trata de la igualdad de derechos entre homos y heteros, sino también de la igualdad de derechos entre mujeres y hombres. Parece que en esto nos entendemos: no seremos nunca iguales mientras nos sigamos agarrándo a estas categorías.

Ya no me veía «mujer» como lo son las «mujeres» que se acuestan gratis con tíos como él, pero hasta esta declaración, no había pensado jamás dejar de definirme como perteneciente a la humanidad. Voy a tardar un tiempo en acostumbrarme. Es que me volví lesbiana demasiado tarde, probablemente. Es que todavía no me acostumbro a que me coloquen en mi lugar cada cinco minutos. A mi nuevo sitio: el de los tolerados.

Al principio, me daba casi igual este asunto de matrimonio, pero según los voy escuchando a todos, sin homofobia, recordándonos que no valemos lo que vale un hetero, empieza a interesarme.

No sé lo que Lionel Jospin entiende por humanidad. No hace tanto, una mujer que se embarazaba fuera del matrimonio era una paria. Si se embarazaba de un hombre casado con otra, le hacían vivir el infierno en la tierra en el nombre de la dignidad humana. Se podía pensar en quemarla por bruja. Muchas subieron a la hoguera por menos. Se podía echarla del pueblo a pedradas. El niño era un bastardo, un menos que nada. Bueno, algunas décadas más tarde ya no tenemos nada malo que decirle a esto. Por lo tanto, ¿nos volvimos menos humanos según Lionel Jospin? La humanidad se ha envilecido tánto con eso? En qué momento de la evolución tenemos que bloquear el cursor de la tolerancia?

Jospin, como muchos oponentes al matrimonio gay, es un hombre divorciado. Al igual que Copé1, Le Pen2, Sarkozy3, Dati4 y tutti quanti. Este acuerdo con el juramento del matrimonio forma parte de las evoluciones felices. Los niños de divorciados tienen que soportar padrastros a saco, entonces ya no se habla de papa y mama, de repente se trata de colectividad. Sabemos que los heterosexuales se divorcian más de lo que cambian de coche. Sabemos que el adulterio es un deporte corriente (basta leer los comentarios de heteros después de la dimisión de Petraeus por haber engañado a su mujer para entender la importancia que tiene la monogamia en la heterosexualidad: no se la creen ni un segundo, se engaña como respirar y les parece inadmisible que alguien se meta) y sabemos, por experiencia, que no piensan que concebir niños fuera de matrimonio sea un problema. Pueden tener niños fuera del matrimonio siendo casados y le parece formidable a todo el mundo. Muy bien. Yo estoy al favor de todo lo que es punk rock, entonces esta idea de una inmensa orgía amistosa me parece fenomenal. Entonces, ¿por que hay tanta flexibilidad moral cuando son los heteros los que se limpian el culo con el juramento del matrimonio mientras los homosexuales recolectan una indignación rígida cuando se trata ellos? ¿Ensuciaríamos la institución? ¿La pervertiríamos? Pero tíos, aunque le pongamos todo el destroy del mundo no la vamos a pervertir más de lo que hicisteis vosotros, está perdido de antemano... dado el estado en el cual se encuentra el matrimonio, lo excepcional es que aceptemos usarlo. El Vaticano nos profetiza que esto nos llevará a la poligamia así que las bolleras y los bougnoules5 estamos en la misma bolsa, pero esta advertencia no es racista u homófoba , seamos sutiles, ya sabemos que las chicas con velo tampoco forman parte de esta humanidad concebida por esta izquierda, pero vamos—; que no se asusten por la poligamia: ya está aquí. Cuando un hombre paga tres pensiones alimentarias, ¿qué es sino una forma de poligamia? ¡Que los católicos se ocupen de excomulgar los que no respeten a la intitución! ¡Que se ocupen de los comportamientos de los casados en la iglesia! Esto les costará tanto ordenarlo que no tendrán tiempo para perder con parejas que piden matrimonio delante del alcalde.

Y lo mismo para los niños, no os preocupéis por eso: no nos comportaremos peor que vosotros. Ser padres mas sórdidos, mas inatentos, mas egoístas, mas pasotas, mas neuróticos y tóxicos es imposible. Tranquilizaos por todo esto. Lo peor ya lo hacéis vosotros muy bien.


Y todo eso sin contar con que la humanidad esta sufriendo otros ultrajes mucho mas graves ahora mismo con los cuales las bolleras y las maricas no tienen nada que ver, así que encuentro a Lionel Jospin muy mal organizado en cuanto a las prioridades de sus crispaciones. En el 2012, hay atentados a la moral mucho mas brutales y difíciles de admitir que la idea de que dos mujeres se quieran casar juntas. ¿Qué coño importa? Ya sé y lo entiendo, le molesta al opresor cuando dos perras se olvidan de su collar, le molesta porque no se las puede mantener tan fácilmente bajo el yugo de la heterosexualidad. A veces ocurre que la víctima no quiera dejarse hacer agradeciendo a su verdugo, yo pensaba que una formación socialista permitía entenderlo. Pero no es así, algunas formaciones socialistas llegan a dividir los seres humanos en dos categorías: los verdaderos humanos y los que deberían esconderse y callarse.

Tengo la impresión que perdí una mitad de mi ciudadanía al enamorarme de una chica (que de todos modos se niega a reconocerse como mujer, pero dejaré este asunto de lado para no hacer descarriar la máquina de seleccionar humanos-menos humanos de Lionel Jospin). Tengo la impresión de estar castigada. Y no veo otro modo de entenderlo. Estoy castigada por haber dejado de ser una hetera, una humana cien por cien. Durante 35 años he tenido los plenos derechos, ahora me debo contentar con una mitad de derechos. Me da pena que el Estado tome tanto tiempo en dejar que Lionel Jospin y sus amigos católicos lo pueden pensar, cuando la ley no tiene porque estar de su lado.

Si mañana me anuncian que tengo un tumor en el cerebro y que me quedan seis meses, no dispongo de ningún contrato fácil de firmar con la persona con la cual vivo desde hace ocho años que me pueda asegurar que todo lo que tenemos en casa le pertenecerá. Si es la muerte la que nos separa, todo lo que me pertenece le pertenece a ella. Si fuera hetera, estaría arreglado en cinco minutos: una vuelta por el ayuntamiento y todo lo que es mío es suyo. Y viceversa. Pero soy bollera. Entonces, según Lionel Jospin, es normal que sea difícil establecer mi sucesión. Que la podamos refutar o que haya que pagar 60 % de impuestos para poder tocarla. Una pequeña tasa no homófoba, pero que somos los únicos en pagar aunque seamos pareja. Que cualquier persona de mi familia pueda poner en tela de juicio su derecho a gestionar lo que dejo es normal, es el precio que hay que pagar por la no heterosexualidad. La persona con la cual vivo desde hace ocho años es la única persona que sabe lo que contiene mi ordenador y lo que me gustaría hacer con su contenido. Me gustaría saber que será la persona que gestionará lo que dejase si me pasara algo como lo pueden hacer los heteros. Monsieur Jospin, al igual que los demás heteros, puede estar seguro de que cualquier pequeña hetera cobrará la parte de la herencia que le toca. Yo quiero tener el mismo derecho. Quiero el mismo derecho que él y que todas las heteras tienen, quiero exactamente los mismos. Yo pago los mismos impuestos que un humano hetero, quiero los mismos derechos y me la suda saber si Lionel Jospin y sus amigos no homófobos, aunque conscientes que el hecho de tener pluma ha de tener un precio social, me incluyen o no en su concepción de la humanidad. Yo quiero que el Estado le haga enterarse de que soy una humana al igual que los demás. Y eso a pesar de no tener pollas en el culo. Y eso a pesar de no suministrar ningún polluelo a mi país.

La cuestión de la herencia es central en la institución del matrimonio. Los sordos, los ciegos y los mal formados no pudieron heredar durante mucho tiempo. No eran lo suficientemente humanos. Estoy feliz de que hayamos acabado con esto. Las mujeres tampoco heredaban. No tenían alma. Sus órganos reproductores les impedían ocuparse de los asuntos de la ciudad. Eran otros Jospin en esta época, se llamaban Proudhon. Tengo ganas de vivir en un país donde no dejemos a los Jospin seleccionar entre los que aceden a la humanidad y los que han de quedarse en la vergüenza.

No veo otra palabra que homofobia para describir la hostilidad que siento desde que empezó este debate. Yo crecí como hetera y me parecía normal tener los mismos derechos que todo el mundo. Envejezco bollera y no me gusta nada la sensación que me causan esos viejos velludos en cuanto me declaran desviada. Me gustaría poder casarme y no hacerlo. Nadie ha de escrutar con lupa con quién duermo y con quién vivo. No tengo por qué sentirme castigada porque escapo a la heterosexualidad.

Yo les dejo en paz a todos con sus matrimonios podridos. Con sus críos que nunca mas festejarán la navidad en familia, con toda la familia entera, porque se quebró en dos, en cuatro, en diez. Que se las arreglen con su puta heterosexualidad como quieran, que encuentren tontas para chuparles la polla que piensen que es genial hacerlo gratis antes de hacerles escupirlo en pensiones compensatorias. Que vivan sus vidas de mierda como quieran y que me den los derechos de vivir la mía como quiero yo, con los mismos deberes y las mismas compensaciones que vosotros.

Y del mismo modo, por favor, dejad esas tonterías de los psicólogos acerca de que los niños adoptados se han de imaginar que sus padres los concibieron juntos. Es inmundo escucharlos despotricar por un niño que ha sido adoptado por una sola persona. Y sobretodo, dejad de creer que un niño coreano o haitiano mira a sus dos padres caucásicos imaginándose que salió de sus vientres. Es un niño adoptado y, se sienta bien o no, sabe muy bien que no es el hijo de esta pareja. Dejad de tomarnos el pelo con el modelo padre-madre cuando sabemos que hay niños que crecen de otra manera y que siempre ha sido así. Cuando los dirigentes declaran una guerra, les da igual saber que están preparando a una generación de huérfanos de padre. Que dejen de contarse historias según las cuales la heterosexualidad occidental es el único modo de vivir juntos y de formar parte de la humanidad. Están pisando a bolleras y maricas para cantar sus alabanzas. No es necesario y no estamos aquí para esto. Sus vidas en general son más bien una mierda, sus vidas amorosas son una catástrofe y pueden dejar de creer que no se nota. Dejad las bolleras y maricas gestionar sus vidas como quieren. Nadie tiene ganas de imitarlos. Que se empeñen en construir refugios para gente sin techo en lugar de erigir cárceles. Dormir en un cartón sin saber dónde mear no es una elección de vida, es un terror político y me sorprende que el matrimonio les obnubila tanto a los Jospin como en el Vaticano cuando la miseria les parece tan soportable.


1Jean Francois Copé es presidente del partido de derecha UMP (cuya presidencia es muy controvertida por casos de fraude electoral) y alentador a las manifestaciones anti matrimonio.

2Jean Marie Le Pen es el fundador del partido de extrema derecha Frente Nacional (FN) y conocido por sus exacciones en la guerra de Algelia (torturas). Su hija Marine Le Pen es la actual líder del partido, el cual se convirtió en la tercera fuerza política del país en las últimas elecciones presidenciales.

3Nicolas Sarkozy fue presidente de Francia entre 2007 y 2012. Empezó una politica ultrarepresiva en contra de las minorías del país (gitanos, roms, árabes, negros, prostitutas, pobres...) en su puesto de Ministro del Interior en el gobierno de Jacques Chirac cinco años antes de su aceso a la presidencia. También reforzó medidas ultraliberales y reformas antipopulares (jubilacion, represion a estudiantes, contratos basura, etc.).
4Rachida Dati fue Ministra en el gobierno de Sarkozy.
5Término racista para designar a los árabes.


Más artículos sobre el matrimonio gay en Francia:
http://cahierdeterrain.blogspot.com.es/search/label/mariage%20homo

viernes, 18 de enero de 2013

Decir que no

Ya lo sabemos
es difícil
decir que no
decir no quiero

ver que el dinero forma un cerco
alrededor de tu esperanza
sentir que otros
los peores
entran a saco por tu sueño

ya lo sabemos
es difícil
decir que no
decir no quiero

no obstante
como desalienta
verte bajar de tu esperanza
saberte lejos de ti mismo

oírte
primero despacito
decir que sí
decir sí quiero
comunicarlo luego al mundo
con un orgullo enajenado

y ver que un día
pobre diablo
ya para siempre pordiosero
poquito a poco
abres la mano

y nunca más
puedes
      cerrarla.

Mario Benedetti (1920-2009)


miércoles, 16 de enero de 2013

Patti Smith

"Patti Smith no es solo una cantante fantástica, es un cháman - es decir, alguien en contacto con otros niveles de la realidad- Su efecto en la audiencia es eléctrico, comparable al de los rituales del vudù o de la ubanda, donde los miembros del pùblico pasan a ser partecipantes y son literalmente levados por encima de si mismos. En muchos casos, no obstante, su destino es "retornara la conciencia ordinaria" - ser de nuevo la madre soltera de tres pequenos, o perseguir los fines animales del chulo... Pero el chamàn al menos, les ha dado un suspiro" 

William S. Burroughs.

((Quisiera escribir todos los días con una golondrina entre los ojos.))

martes, 15 de enero de 2013

Elisabeth Badinter


Qui défend l'enfant queer?

Par BEATRIZ PRECIADO
Paru dans Libération le 14 janvier 2013, PARIS.

Versión española e italiana AQUI

Manifestation Paris 13.01.2013
Photographe anonyme

Les catholiques, juifs et musulmans intégristes, les copéistes décomplexés, les psychanalystes œdipiens, les socialistes naturalistes à la Jospin, les gauchos hétéronormatifs, et le troupeau grandissant des branchés réactionnaires sont tombés d’accord ce dimanche pour faire du droit de l’enfant à avoir un père et une mère l’argument central justifiant la limitation des droits des homosexuels. C’est leur jour de sortie, le gigantesque outing national des hétérocrates. Ils défendent une idéologie naturaliste et religieuse dont on connaît les principes. Leur hégémonie hétérosexuelle a toujours reposé sur le droit à opprimer les minorités sexuelles et de genre. On a l’habitude de les voir brandir une hache. Ce qui est problématique, c’est qu’ils forcent les enfants à porter cette hache patriarcale.

Paris, 13.01.2013

L’enfant que Frigide Barjot prétend protéger n’existe pas. Les défenseurs de l’enfance et de la famille font appel à la figure politique d’un enfant qu’ils construisent, un enfant présupposé hétérosexuel et au genre normé. Un enfant qu’on prive de toute force de résistance, de toute possibilité de faire un usage libre et collectif de son corps, de ses organes et de ses fluides sexuels. Cette enfance qu’ils prétendent protéger exige la terreur, l’oppression et la mort.

Frigide Barjot, leur égérie, profite de ce qu’il est impossible pour un enfant de se rebeller politiquement contre le discours des adultes : l’enfant est toujours un corps à qui on ne reconnaît pas le droit de gouverner. Permettez-moi d’inventer, rétrospectivement, une scène d’énonciation, de faire un droit de réponse au nom de l’enfant gouverné que j’ai été, de défendre une autre forme de gouvernement des enfants qui ne sont pas comme les autres.

J’ai été un jour l’enfant que Frigide Barjot se targue de protéger. Et je me soulève aujourd’hui au nom des enfants que ces discours fallacieux entendent préserver. Qui défend les droits de l’enfant différent ? Les droits du petit garçon qui aime porter du rose ? De la petite fille qui rêve de se marier avec sa meilleure amie ? Les droits de l’enfant queer, pédé, gouine, transsexuel ou transgenre ? Qui défend les droits de l’enfant à changer de genre s’il le désire ? Les droits de l’enfant à la libre autodétermination de genre et de sexualité ? Qui défend les droits de l’enfant à grandir dans un monde sans violence ni sexuelle ni de genre ?

L’omniprésent discours de Frigide Barjot et des protecteurs des «droits de l’enfant à avoir un père et une mère» me ramène au langage du national catholicisme de mon enfance. Je suis né/e dans l’Espagne franquiste où j’ai grandi dans une famille hétérosexuelle catholique de droite. Une famille exemplaire, que les copéistes pourraient ériger en emblème de vertu morale. J’ai eu un père, et une mère. Ils ont scrupuleusement rempli leur fonction de garants domestiques de l’ordre hétérosexuel.

Manifestation du 13 janvier à Paris


Dans les discours français actuels contre le mariage et la Procréation médicalement assistée (PMA) pour tous, je reconnais les idées et les arguments de mon père. Dans l’intimité du foyer familial, il déployait un syllogisme qui invoquait la nature et la loi morale afin de justifier l’exclusion, la violence et jusqu’à la mise à mort des homosexuels, des travestis et des transsexuels. Ça commençait par «un homme se doit d’être un homme et une femme une femme, ainsi que Dieu l’a voulu»,ça continuait par «ce qui est naturel, c’est l’union d’un homme et d’une femme, c’est pour ça que les homosexuels sont stériles», jusqu’à la conclusion, implacable, «si mon enfant est homosexuel je préfère encore le tuer». Et cet enfant, c’était moi.
 

L’enfant-à-protéger de Frigide Barjot est l’effet d’un dispositif pédagogique redoutable, le lieu de projection de tous les fantasmes, l’alibi qui permet à l’adulte de naturaliser la norme. La biopolitique (1) est vivipare et pédophile. La reproduction nationale en dépend. L’enfant est un artefact biopolitique garant de la normalisation de l’adulte. La police du genre surveille le berceau des vivants à naître, pour les transformer en enfants hétérosexuels. La norme fait sa ronde autour des corps tendres. Si tu n’es pas hétérosexuel, c’est la mort qui t’attend. La police du genre exige des qualités différentes du petit garçon et de la petite fille. Elle façonne les corps afin de dessiner des organes sexuels complémentaires. Elle prépare la reproduction, de l’école au Parlement, l’industrialise. L’enfant que Frigide Barjot désire protéger est la créature d’une machine despotique : un copéiste rapetissé qui fait campagne pour la mort au nom de la protection de la vie.


Je me souviens du jour où, dans mon école de bonnes sœurs, les Sœurs servantes réparatrices du Sacré-Cœur-de- Jésus, la mère Pilar nous a demandé de dessiner notre future famille. J’avais 7 ans. Je me suis dessinée mariée avec ma meilleure amie Marta, trois enfants et plusieurs chiens et chats. J’avais déjà imaginé une utopie sexuelle, dans laquelle existait le mariage pour tous, l’adoption, la PMA… Quelques jours plus tard, l’école a envoyé une lettre à la maison, conseillant à mes parents de m’emmener voir un psychiatre, afin de régler au plus vite un problème d’identification sexuelle. De nombreuses représailles suivirent cette visite. Le mépris et le rejet de mon père, la honte et la culpabilité de ma mère. A l’école, le bruit se répandit que j’étais lesbienne. Une manif de copéistes et de frigide barjotiens s’organisait quotidiennement devant ma classe. «Sale gouine, disaient-ils, on va te violer pour t’apprendre à baiser comme Dieu le veut.» J’avais un père et une mère mais ils furent incapables de me protéger de la répression, de l’exclusion, de la violence.

Membres du GUD de Lyon


Ce que protégeaient mon père et ma mère, ce n’était pas mes droits d’enfant, mais les normes sexuelles et de genre qu’on leur avait eux-mêmes inculquées dans la douleur, à travers un système éducatif et social qui punissait toute forme de dissidence par la menace, l’intimidation, le châtiment, et la mort. J’avais un père et une mère mais aucun des deux ne put protéger mon droit à la libre autodétermination de genre et de sexualité.

J’ai fui ce père et cette mère que Frigide Barjot exige pour moi, ma survie en dépendait. Ainsi, bien que j’aie eu un père et une mère, l’idéologie de la différence sexuelle et de l’hétérosexualité normative me les ont confisqués. Mon père fut réduit au rôle de représentant répressif de la loi du genre. Ma mère fut déchue de tout ce qui aurait pu aller au-delà de sa fonction d’utérus, de reproductrice de la norme sexuelle. L’idéologie de Frigide Barjot (qui s’articulait alors avec le franquisme national catholique) a dépouillé l’enfant que j’étais du droit d’avoir un père et une mère qui auraient pu m’aimer, et prendre soin de moi.

Tract de Civitas, organisation catholique extrémiste violente

Il nous fallut beaucoup de temps, de conflits et de blessures pour dépasser cette violence. Quand le gouvernement socialiste de Zapatero proposa, en 2005, la loi du mariage homosexuel en Espagne, mes parents, toujours catholiques pratiquants de droite, ont manifesté en faveur de cette loi. Ils ont voté socialiste pour la première fois de leur vie. Ils n’ont pas manifesté uniquement pour défendre mes droits, mais aussi pour revendiquer leur propre droit à être père et mère d’un enfant non-hétérosexuel. Pour le droit à la paternité de tous les enfants, indépendamment de leur genre, de leur sexe ou de leur orientation sexuelle. Ma mère m’a raconté qu’elle avait dû convaincre mon père, plus réticent. Elle m’a dit «nous aussi, nous avons le droit d’être tes parents».

Les manifestants du 13 janvier n’ont pas défendu le droit des enfants. Ils défendent le pouvoir d’éduquer les enfants dans la norme sexuelle et de genre, comme présumés hétérosexuels. Ils défilent pour maintenir le droit de discriminer, punir et corriger toute forme de dissidence ou déviation, mais aussi pour rappeler aux parents d’enfants non-hétérosexuels que leur devoir est d’en avoir honte, de les refuser, de les corriger. Nous défendons le droit des enfants à ne pas être éduqués exclusivement comme force de travail et de reproduction. Nous défendons le droit des enfants à ne pas être considérés comme de futurs producteurs de sperme et de futurs utérus. Nous défendons le droit des enfants à être des subjectivités politiques irréductibles à une identité de genre, de sexe ou de race.

(1) Concept de Michel Foucault désignant un pouvoir s’exerçant sur les corps et les populations. Auteure de «Pornotopie : Playboy et l’invention de la sexualité multimédia», (Climats, 2011).

Photographie de MEDIAPART ICI

lunes, 14 de enero de 2013

Defender la alegría

Es tiempo volver a Benedetti

"Defener la alegría como una trinchera, una certeza, defenderla como un derecho (...)
defenderla tambien de la obligación de estar alegre"


Del dolor de la tristeza

No creo que mis emociones todas sean el fruto de esta sociedad o del pensamiento amoroso. No sé de donde viene mi dolor ni hacia donde va.

  Leo una frase de Louise Bourgeois paseando por un museo que dice "Si on m'abandonne de nouveau, je mets le feu à la maison" y salgo de la Casa Encendida sofocando.  Salgo sofocando porque escribe esto cuando esta mayor y que esto significa que la lucha por la vida, por el aire y la alegría no se vuelve mas agradable con el tiempo; que la idea que me hago de la sabiduría igual no existe y que unx puede sufrir toda su vida por los temores de su infancia.


Louise Bourgeois (1911-2010)
Photo de Robert Mapplethorpe

  Salgo sofocando y hay un piano en mi cabeza que vibra con las cuerdas de mi garganta. Es una música incesante que sube crescendo a  medidas que quiero escaparme de una calle inmensa, de una cuidad inmensa, tropezando con transeutes.
 A veces, siento que la locura es palpable, que se vislumbra entre el mareo que me da la gente cuando estoy triste. Es muy dificil andar en un espacio público cuando llora el alma. Las ciudades no estan echas para la tristeza. No cabe en esta configuración del espacio. Hay cosas que solo se pueden tragar la tierra, el cielo fiebroso, las nubes, el viento o la lluvia.

Algun día voy a desaparecer.
Me llevare unas melodías vagabundas y todo el amor que brota por mis venas.

No le dejare nada a este mundo.

viernes, 11 de enero de 2013

"Emptiness in time and space
I need emptiness
The garden is beautiful and empty
My future, my days  are all
clear and empty.

I have time."

Louise Bourgeois



jueves, 10 de enero de 2013

I will survive

Besar los sueños rotos
y seguir caminando

salvar la risa y las palabras
cuidar lo que queda

no permitir que se instale la tristeza
a pesar de entender que salir de un silencio es entrar en otros

((just breath))