miércoles, 11 de agosto de 2010

Lei el periodico "Le monde" hace unos dias, hacia meses que estaba cortada de Francia. Ocho anos. Ochos anos que Sarkozy esta en el poder... Me quede sin voz. Hace tiempo que no reconozco nada, que no me reconozco en este pais. No por la imagen de su presidente, pero por el simbolo que incarna. Las voces que lo apoyan, que nos jodan, que nos rodean...
En estos tiempos de verano, aprovechan a que los "ciudadanos" esten de vacaciones para votar las peores leyes. "quitar la nacionalidad francesa a los delinquentes de "origen extranjera", "encarcelar los padres de los ninos reincidentes"... dos anos de carcel... Parece surealista, pero sé que esas cosas se incrustan en la realidad, en las mentes, en los cuerpos... insidiosamente...
Yo me acuerdo de la alegria, de la violencia tambien, de las manipulaciones mediàticas, de la represion, de los suenos. Yo me acuerdo del azco, del olor de mi celda, de la sangre en manifestaciones, de las miradas de lxs putxs con lxs cuales creci, de mi barrio... yo me acuerdo de todo lo que me hizo marcharme y jurarme de nunca volver. Pero todavia era nina, y viajé mucho, y me encontré con la misma mierda, con otras caras, por todos lados... y las posibilidades estudiantiles, las tengo aqui, y aprendi poco a poco lo que significa democracia... y no tengo las mismas armas. Tarde unos anos en cambiar mi porra por la pluma...
El camino es largo...

No hay comentarios:

Publicar un comentario