domingo, 5 de febrero de 2012

-18*C

Se arrebuja dentro de su gran capa y camina en la gigante Красная площадь. Mientras avanza sobre el suelo de hielo, las paredes del Кремль se vuelven más grandes. Un viento de voces de los coros del Bolchoi llega a sus oidos y se estremece. Se detiene y se acuerda de Petrushka...


No hay comentarios:

Publicar un comentario