martes, 16 de mayo de 2017

Lo peor seria dejar de apedrear estrellas”1

Me acuerdo que millones de franceses interrumpimos nuestras vidas un instante, el soplo cortado, cuando aprendimos que periodistas habían sido impactos por balas de hombres armados de cuernas de chivo en pleno día de cualquier día de Paris. Nuestra burbuja de confort estallo, quebradisima. Se puede morir para defender sus ideas.

Javier Valdez murió ayer en Mexico, en Culiacán, Sinaloa. Doce balas disparadas desde dos pistolas le quitaron la vida. Lo mataron a mediodía, iba saliendo de su trabajo en el periódico RioDoce. No lo conocía. Pero formaba parte de Periodistas de pie, colectivo de escritores periodistas de México. Son periodistas de terreno, pasan meses viviendo en escenas de crímenes, acompañando familiares de personas levantadas, torturadas y desaparecidas. Viven y trabajan al contacto permanente de todas las asociaciones y ONGs de barrios, pueblos, comunidades y ciudades de la sociedad civil mexicana en lucha. Luchan para encontrar a sus muertos y desaparecidos, poder hacer sus duelos y descubrir la verdad. Luchan por sus tierras, para no dejar a las multinacionales, el hambre y la guerra del NarcoEstado con Estados Unidos carcomer sus comunidades. Son mamas que caminan -lo llaman caravanas- en búsqueda de sus hijos que también se fueron a pie hacia el Norte. Son campesinos acosados por el ejército y los paramilitares de todos los gobiernos. Son golpeados, torturados, violados, expropiados de sus tierras, sus lenguas, sus raíces, sus familias y sus pueblos.

En México, la comunidad es la vida. La verdadera vida. Donde se construye, donde uno existe, donde uno se defiende, donde se trabaja, donde se resiste, donde se ama. Un mexicano puede vivir a miles de kilómetros de su comunidad, no la deja nunca. Puede ser de sangre, de corazón, cultural o espiritual y a veces todo. Javier Valdez era de la comunidad de los poetas en búsqueda de verdad, defensor de la dignidad, la comunidad la mas tenaz y chiflada del planeta que sigue viviendo en el corazón del Infierno que intentan destruir. En medio de sus sueños de justicia y amor. Porque no pueden hacer otra cosa. Porque son Resistentes.

« !No al Silencio ! » grito el poeta antes de morir

Homenajeamos a la gente que arriesga su vida por amor a la vida misma, para que el Otro deje de ser extranjero a si mismo y que mañana sea posible.





1Frase de Javier Valdez: "Lo peor seria que nos prohiban sonar, tener ilusiones, querer ser mejor, anhelar justicia y paz y mantener la dignidad. Lo peor seria dejar de apedrear estrellas. No lo,podemos permitir.  No importa que no tumbemos ninguna."

No hay comentarios:

Publicar un comentario