sábado, 1 de marzo de 2014

CuBa


Habra que esribir Cuba y su ritmo caribeño, sus excepcionales músicos cuyas  nota tienen el increíble valor de salir del vacío. Cuba a donde el tiempo se deshace frente a relojes sin agujas, insrumentos sin cuerdas. Cuba la Negra, la mulata, la colonial. Sus risas, sus miradas horizontes acarician un silencio demasiado largo. Su gente familiaria, calurosa, preciosa y profundamente gentil. Su gente presa por « la maldita circunstancia de estar rodeada de agua »; presa del tiempo, de utopias en ruinas y de la crueldad de un Imperio.
Entre las risas, un agovio paciente se convirtio en un rostro extraño que es difícil hallar en el lenguaje. ¿Dictadura ? La vida cotidiana caribeña no lo parece, sin embargo... sin embargo esta cosa extraña perñanece entre el silencio y las cosas. Esta cosa se instaló entre los sueños rotos de viejos guerreros agonizantes y la resignación alegre de lxs sobrevivientes.

No hay comentarios:

Publicar un comentario